Poda de manzano

Poda de manzano

Porque se requiere poda


La poda de árboles es una operación de importancia fundamental para todos los especímenes. En particular, para árboles frutales como los manzanos, este procedimiento es fundamental porque esta operación delicada confiere una serie de ventajas a la planta. Algunos ejemplos son el aligeramiento de la estructura del árbol y el aumento de la productividad del propio árbol de manzanas. Además, otro aspecto fructífero, positivo y fundamental que aporta el procedimiento de poda del manzano está ciertamente representado por el mantenimiento ordenado de la morfología estructural del árbol, lo que hace que sea mucho más fácil cosechar el fruto durante la temporada de producción. La poda también es una forma de protección contra el estado de integridad y salud del manzano, ya que está libre de estructuras dañadas que podrían representar una fuente de contaminación.

Los tipos de poda y período



Básicamente, hay dos tipos de poda de manzano: poda de capacitación y poda de producción. En cuanto al primero, generalmente se realiza en los primeros años de vida del arbusto después de su plantación. Este tipo de poda tiene como objetivo darle al manzano una morfología estructural bien definida. El momento más adecuado para realizar esta operación es el final de la temporada de invierno, entre febrero y marzo. En cambio, la poda de producción se lleva a cabo en los años siguientes y tiene como objetivo aumentar el nivel de producción de manzana. La poda de producción generalmente se realiza al comienzo de la temporada de primavera, para limpiar el árbol de las estructuras dañadas por las frías temperaturas invernales.

Instrumentación



Para realizar una operación de poda de manzano que sea óptima, es necesario utilizar una instrumentación adecuada para este procedimiento delicado y fundamental. Además, las herramientas que deben usarse en este contexto son diferentes. Esto depende, en general, de las necesidades de la planta, el tamaño y la consistencia de las estructuras a cortar. Ciertamente, la ayuda de una podadora es necesaria para alcanzar las ramas colocadas más arriba y, por lo tanto, es difícil de alcanzar. Además, para cortes es necesario usar tijeras, tijeras y sierra para metales. En particular, las dos primeras herramientas demostrarán ser útiles para cortar las ramas más delgadas y delgadas, mientras que en el caso de piezas más grandes y más consistentes, es necesario usar la sierra para cortarlas.

Poda de manzano: más consejos y curiosidad



Otro aspecto fundamental a considerar, si se desea realizar una operación de poda de manzano eficiente y adecuada, se refiere sustancialmente al grado de afilado de los instrumentos utilizados. Estos, de hecho, deben afilarse adecuadamente, para realizar cortes precisos y sin manchas. Esto facilitará el proceso de curación de la herida después del corte de la poda, reduciendo así la probabilidad de contaminación del manzano por patógenos. El operador debe conocer en profundidad las características de este árbol para realizar una operación de poda óptima. Además, debe llevar a cabo el procedimiento observando las reglas básicas de limpieza e higiene, para que el árbol no se convierta en un posible objetivo para plagas y bacterias.