Causas y síntomas de la retención de placenta en vacas, régimen de tratamiento y prevención.

Causas y síntomas de la retención de placenta en vacas, régimen de tratamiento y prevención.

En todos los seres vivos, el proceso genérico termina con el rechazo de la placenta. Desafortunadamente, la descendencia no siempre se desarrolla sin problemas. La retención de la placenta es una complicación común después del parto en vacas y otras especies animales. El cuerpo de una mascota con cuernos es sensible a los efectos negativos del medio ambiente. La mala nutrición, la falta de movimiento y otros factores pueden afectar el proceso del parto.

¿Qué es la placenta y cómo se ve?

La placenta es un órgano especial (placenta) que protege y nutre a la pantorrilla durante el desarrollo intrauterino. La formación del órgano ocurre durante el embarazo, simultáneamente con el desarrollo del embrión. La placenta es un saco salpicado de pequeños vasos sanguíneos. El órgano consta de varias membranas: urinaria, acuosa y vascular. En la mayoría de los casos, la placenta es de color gris. Debido a la gran cantidad de nódulos venosos, la superficie del órgano se ve irregular.

2-6 horas después del parto, la placenta debe separarse de las paredes del útero de la vaca. El tiempo máximo de espera para la salida del asiento infantil es de 8 horas. Si durante este tiempo no sale la placenta, entonces estamos hablando de la retención de la placenta. Un problema similar ocurre en muchas especies de animales, pero son las vacas las más susceptibles a la adversidad. Esto se debe a la especificidad de la estructura de la placenta en el ganado. Hay 2 tipos de separación del asiento para niños:

  1. Completo, si todas las membranas se han separado del útero y abandonaron el cuerpo del animal.
  2. Incompleto, si el lugar del bebé está solo parcialmente separado y los restos de la placenta se retienen en el útero de la vaca.

¿Por qué hay retrasos?

Las razones del retraso en el lugar del niño se dividen en 2 categorías: generales (predisponentes) y personales.

Las razones comunes incluyen:

  1. Deficiencia de vitaminas y minerales en el cuerpo de la mascota. La dieta monótona de la vaca y la prevalencia de alimentos enlatados conduce a la deficiencia de vitaminas.
  2. Alto grado de obesidad. Durante el embarazo, la mascota necesita una nutrición adicional, pero una gran cantidad de alimentos ricos en calorías conduce a un rápido aumento de peso. Cualquier trastorno metabólico amenaza con la retención de la placenta.
  3. Evidente falta de peso.
  4. Tener más de 1 feto. Un feto demasiado grande también amenaza con el problema. En ambos casos, las paredes del útero están fuertemente deformadas y estiradas, como resultado de lo cual el órgano se contrae mal.
  5. Falta de actividad física. Reducir el número de paseos conduce inevitablemente a un debilitamiento del tono del útero de la mascota. En invierno, las vacas tienen un movimiento limitado, por lo que se produce una retención de placenta en muchas vacas.

Las razones personales incluyen:

  1. Fusión del lugar del niño con los tejidos del útero.
  2. Características individuales de la estructura de los órganos. Pueden ser torceduras u otras patologías.
  3. Atonía completa o tensión parcialmente debilitada del útero del animal.
  4. Enfermedades pasadas (mastitis o endometritis). Incluso un resfriado que ataca a una mascota durante el embarazo puede causar problemas.
  5. Malformaciones congénitas del feto.
  6. Lesión del canal de parto durante un trabajo de parto difícil y complicado.

Signos y síntomas

En el ganado bovino, existen 2 tipos de complicaciones asociadas con la separación de la placenta: completa y parcial. Con la retención completa del lugar del niño en el área vaginal, los fragmentos de las membranas son visibles.

Suelen llevar un tinte grisáceo o rojo. En ausencia total de tono uterino, la placenta está completamente oculta en la cavidad del órgano.

Los microbios patógenos penetran fácilmente en el canal del parto. En el útero, la microflora patógena se desarrolla rápidamente y, como resultado, el cuerpo de la mascota está sujeto a una intoxicación severa.

  1. El animal está deprimido, reacciona con lentitud a los estímulos externos.
  2. Partes de la placenta cuelgan de debajo de la cola de la mascota. Después de 2 días, las cáscaras comienzan a descomponerse gradualmente (en invierno, el proceso de descomposición comienza después de 4 días). La descomposición ocurre en forma de endometritis purulenta-catarral. El moco, mezclado con partículas de pus, sale de la vagina de la vaca.
  3. El asiento del bebé desprende un olor desagradable y adquiere una consistencia flácida.
  4. Debido a la inflamación, la temperatura de la vaca aumenta bruscamente.
  5. El animal pierde el apetito. En algunos casos, se observa malestar intestinal.
  6. La mascota produce poca leche.
  7. La vaca empuja, encorva el lomo y levanta el vientre.
  8. El pelaje de la mascota es opaco, despeinado.
  9. El animal sufre de latidos cardíacos frecuentes y presión arterial baja.
  10. Burenka emite gemidos.

Cómo diagnosticar el problema

El parto debe realizarse bajo la supervisión del propietario. Esto facilita el control del proceso de nacimiento. Los animales a menudo se comen la placenta y, en este caso, no es fácil establecer si se ha detenido el lugar del niño. No entre en pánico si la mascota se ha comido la placenta, la salud de la vaca no corre peligro. Si han pasado más de 8 horas desde el parto y la placenta no se ha ido, debe buscar la ayuda de un especialista. El veterinario examinará a la vaca y examinará el interior del útero. Los agricultores con muchos años de experiencia realizan diagnósticos por su cuenta. Con guantes especiales en la mano, el especialista inserta suavemente su mano en la vagina de la mascota y palpa con cuidado las paredes del útero.

Opinión experta

Zarechny Maxim Valerievich

Agrónomo con 12 años de experiencia. Nuestro mejor experto en cabañas de verano.

Si los dedos buscan a tientas acumulaciones de coágulos o partículas de membranas, significa que la placenta se ha retenido. En el caso de una separación parcial de la placenta, el diagnóstico se realiza sobre la base de un examen visual. Los fragmentos separados de la placenta salen y son claramente visibles a simple vista.

En algunos casos, la placenta se coloca sobre una superficie plana y se examina cuidadosamente. La integridad del lugar del niño se juzga por el grosor de las conchas, la presencia de rupturas y el estado de los vasos. Si el veterinario tiene alguna duda, la placenta se somete a análisis bacteriológico y microscópico.

Métodos de tratamiento

La etapa inicial del tratamiento consiste en formas auxiliares para resolver el problema. Los procedimientos tienen como objetivo fortalecer los músculos del útero y aumentar el tono general del animal. A una mascota enferma se le da un ejercicio diario. El procedimiento se realiza 2 veces al día, por la mañana y por la noche. La duración de una caminata activa es de 30 a 40 minutos. Si la placenta colgante interfiere con los movimientos de la mascota, la placenta está atada. Para esto, se hacen varios nodos en las conchas. En este caso, la vaca no podrá tocar el último colgante con sus patas y podrá moverse libremente.

El tratamiento del animal con líquido amniótico es eficaz. Se recogen 6-7 litros de líquido curativo durante el parto. La sustancia se diluye con agua tibia limpia y se deja beber a la mascota. De una vez, tome 2 litros de líquido amniótico y 2 litros de agua limpia. En casos severos, el procedimiento se repite 3 veces, con un intervalo de 6 horas. El efecto terapéutico del líquido amniótico se produce dentro de los 30 minutos posteriores al consumo.

Para reponer la fuerza perdida y aumentar el tono general, la mascota recibe 500 g de miel o azúcar. El manjar se diluye en 1 litro de agua caliente limpia. Si las medidas de apoyo no dan resultados, debe cambiar inmediatamente al tratamiento con medicamentos y, en un caso grave, a la cirugía. Las acciones tardías conducen al edema de las carúnculas en la cavidad uterina y al rápido desarrollo de la microflora patógena.

Operación

Si el tratamiento farmacológico no da resultados tangibles, es necesaria una cirugía. El veterinario administra un anestésico al animal y procede al procedimiento. Sosteniendo las partes colgantes de las membranas con los dedos de su mano izquierda, el veterinario inserta su mano derecha en la vagina de la mascota y extrae la placenta. Si el lugar del bebé ha crecido junto con la pared del útero, la placenta se separa cuidadosamente con los dedos. En ningún caso deben separarse las cáscaras por la fuerza. Para facilitar el procedimiento, el veterinario masajea las paredes del órgano. Esto ayuda a separar la placenta de forma natural.

Luego se palpa escrupulosamente la cavidad y se eliminan las partículas restantes de las conchas. Una vez finalizada la intervención quirúrgica, el órgano se trata con medicamentos antibacterianos (Tricillin, Exuter, Metromax). Además, la cavidad uterina debe tratarse con solución salina al 10%, furacilina o solución de permanganato de potasio.

Medicamento

Para fortalecer los músculos del útero, se usa una solución al 10% de cloruro de calcio o una solución de glucosa (40%). Para un individuo, 150-200 ml del producto son suficientes. El medicamento se administra por vía intravenosa a la mascota. El régimen de tratamiento lo prescribe un especialista. Algunos especialistas usan una solución al 5% de cloruro de sodio hipertónico. Se vierten 5 litros de solución tibia en la cavidad uterina de la mascota. Como resultado del procedimiento, las membranas se comprimen y el útero realiza movimientos de contracción.

Agentes hormonales

La atonía del útero del animal es susceptible a los efectos de las drogas hormonales. Restaurar el cuerpo a sus músculos anteriores ayudará a los fondos: "Sinestrol" (solución aceitosa al 1%), "Pituitrin", "Proserin" (0,5%), "Carbacholine" (solución acuosa 0,01), "Estron".

Antibióticos

Por lo general, los veterinarios usan la droga "Tricilin". El producto contiene estreptomicina, penicilina y estreptocida blanco. El medicamento se elabora en forma de velas o polvo. Para una persona, 1 botella del producto o 3-4 velas es suficiente. Después de un día, se repite el procedimiento. La tercera dosis se administra 48 horas después.

Peligro potencial

La demora en el diagnóstico y el tratamiento amenaza a los animales con consecuencias graves y, a veces, irreversibles. En una vaca enferma, los procesos metabólicos se alteran, se produce una lesión grave del endometrio y se desarrolla una microflora patógena destructiva en el útero. Esto conduce a un envenenamiento general del cuerpo de la vaca y sepsis. Una enfermedad desatendida termina con la muerte de la mascota.

Acciones preventivas

Medidas simples ayudarán a evitar complicaciones posparto:

  1. Dieta correctamente formulada. La alimentación animal debe contener la cantidad necesaria de minerales y vitaminas esenciales.
  2. Paseos frecuentes. La actividad física contribuye al desarrollo normal de los músculos de la mascota.
  3. Cumplimiento de la limpieza en los lugares donde se mantienen las vacas.

Ver el vídeo: Vacas con retención de placenta